Skip to main content
Misiones InternacionalesRevista UnidosUnidos 17

Cartas de oración de nuestros misioneros – Abril 2020

By 03/04/2020April 23rd, 2021No Comments

Marta Nombela
Es complicado pensar en el tiempo que actualmente estamos viviendo en todas las naciones. En Guinea Ecuatorial todavía hay cierta tranquilidad, a pesar de que los colegios están cerrados, al igual que las iglesias y no nos podemos reunir en grupos, la gente cada vez sale menos a la calle, se ven rostros tapados con mascarillas. Apenas se escuchan las risas y los cantos de los niños, ya que a la mayoría han llevado al interior, a los pueblos… como no hay colegio.

Desde Guinea se escuchan las noticias de todo lo que están viviendo otros países, especialmente en España ya que la conexión es más directa, y eso trae mucho temor a la población, aunque les cuesta creer que aquí puede pasar.

Pero toda esta situación no ha impedido, ni lo va a hacer, que nuestro clamor sea cada vez más fuerte por las naciones.

Deciros que desde Guinea estamos orando por vosotros, pidiendo al Señor que fortalezca vuestra fe y que os ayude a alzar los ojos hacia Jehová, de donde viene nuestro socorro. También clamamos para que en este tiempo la Iglesia se levante como una luz que brilla con más fuerza que nunca en medio de tantas tinieblas y temor. Y que todas las palabras que se escuchan de muerte sean cambiadas por palabras de vida y esperanza de Aquel que nos da la vida y vida en abundancia.

Este es un tiempo en el que oramos los unos por los otros. La iglesia aquí está alzando la voz por todos vosotros y os pedimos que como hasta aquí habéis hecho, no dejéis de alzar la voz por nosotros.

En el mes de febrero pudimos tener varias actividades especiales en el colegio. Una de ellas fue nuestra ya acostumbrada campaña de “Salud Bucodental”. A lo largo de una semana trabajamos con todos los alumnos del colegio, clase por case, la importancia de cepillarse los dientes y les enseñamos como deben hacerlo. También les regalamos un cepillo de dientes y una pasta para que pongan en práctica todo lo aprendido. Gracias por esas ofrendas.

Otra de las actividades que tuvimos fue la Semana Cultural. Este año tratamos el tema de la RESPONSABILIDAD. Hablamos de la responsabilidad que tenemos con nuestro entorno, de la responsabilidad social que tenemos los unos con los otros y de la responsabilidad que tenemos con Dios. Fue una semana llena de risas, talleres, presentaciones…

La siguiente actividad que teníamos preparada era el culto de GRATITUD. Ahora el colegio está cerrado, pero seguimos esperando y confiando en Dios y orando para que el día que abran los colegios, podamos celebrar ese culto de GRATITUD, con todos nuestros alumnos y maestros sin faltar ninguno, y con más fuerza por la que dar gracias de la que nunca antes tuvimos.

Oremos:
• Por la Iglesia en el mundo para que Dios la levante como un reflejo vivo de Jesús y el mundo pueda conocerle.

• Por África, donde sabemos que la sanidad es un privilegio de pocos, para que Dios tenga misericordia.

• Por los alumnos de Talita que cada día han escuchado el evangelio, para que en este tiempo recuerden lo que han aprendido y sean voceros en sus casas, en sus barrios, en los poblados… donde se encuentren.

“Luego les dijo: Id, comed grosuras y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado, porque día santo es a nuestro Señor, no os entristezcáis, PORQUE EL GOZO DE JEHOVÁ ES VUESTRA FUERZA.” Nehemías 8:10

Marta Nombela Monje, Misionera UEBE/MBE en
Evinayong, Guinea Ecuatorial

 

Sara Marcos
“El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.” Salmo 91:1-2

UNA SITUACIÓN BIEN DIFERENTE
La verdad es que todo ha cambiado mucho. Me gustaría contar algunas de las historias de vidas transformadas que estamos viviendo, de familias cambiadas por el amor de Dios. Pero este tiempo solo da para hablar de cómo esta situación que estamos viviendo en todo el mundo está cambiado nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestro servicio a Dios…

Aquí en Mozambique hace poco tiempo que comenzó el estado de emergencia. Hay identificados pocos casos infectados, y parece que aún no se ha tomado conciencia de lo que se está viviendo en todo el mundo. Aun así, ya ha cambiado todo, se han cerrado las escuelas, las iglesias, todos los centros de ocio (aunque estos no han cerrado realmente), el precio de la comida se ha duplicado y las personas están nerviosas porque no saben lo que va a pasar.

En SEKELEKA, como no puede ser diferente, también ha cambiado todo. Los niños ya no vienen al centro, están en sus casas haciendo cuarentena, los trabajadores vienen en grupos muy reducidos (unas 5 personas) y trabajamos en la distancia.

Junto a mama Sara algunos de nuestros nuevos trabajos son:
• Llevar comida semanalmente a todos los niños del centro que están en situación de pobreza extrema
• Visitar regularmente a los niños que no están integrados en sus familias, asegurarnos que no están recibiendo malos tratos y que están siendo alimentados
• Hacer mascarillas con capulanas (telas típicas de Mozambique) para el equipo del centro, la iglesia y para la comunidad en la que estamos.
• Hoy comenzamos devocionales diarios con el equipo, para estar orando por la situación del país y de cada niño que está en casa sin tener condiciones ni cuidados para eso.

Desde Sekeleka queremos seguir mostrando el amor de Dios, y sobre todo mostrar cómo es vivir bajo el abrigo del Altísimo en situaciones de crisis, enfermedad y desconocimiento de lo que va a ocurrir.

Queremos ser parte de la necesidad de la comunidad y de lo que Dios está haciendo aquí en medio de tanta necesidad. Aquí la situación de cuarentena es muy complicada porque la mayoría de personas no tienen un trabajo y un salario estable. Dependen de los pequeños negocios de venta que realizan para subsistir y de los pequeños cultivos que cada familia tiene, por lo que quedarse en casa es una situación casi inviable para ellos, por eso queremos ser conscientes de esa necesidad y ver lo que Dios puede hacer a través de su pueblo y de nuestras vidas.

MOTIVOS DE GRATITUD:
• Doy gracias a Dios porque creo que estoy en el sitio donde Él quiere que esté, por poder servir en Sekeleka en los momentos de crisis, por poder ser parte de lo que Dios va a hacer en medio de estos niños y comunidad.
• Damos gracias a Dios por la provisión que estamos teniendo para poder comprar comida extra para llevar a cada familia que está en situación de grande necesidad.
• Damos gracias a Dios por la confianza y paz que ha puesto en nuestras vidas.
• Damos gracias por la seguridad de que estamos bajo el abrigo del Altísimo, bajo la sombra del Omnipotente.

MOTIVOS DE ORACIÓN:
• Por cada niño que está en su casa haciendo cuarentena, que Dios proteja en medio de la necesidad.
• Por los niños del centro que tienen alguna enfermedad crónica (SIDA, tuberculosis) y que pueden verse afectados por el virus.
• Para que Dios provea de comida para poder mantener la alimentación de los niños.
• Para que Dios proteja a todo el equipo de Sekeleka que está en contacto con las familias.
• Para que no surja discriminación con las personas que sean contagiadas por el coronavirus.
• Para que el gobierno controle y no aumenten los precios de la comida.
• Para que este tiempo sea de búsqueda de Dios, y que podamos oír su voz a través de todo lo que está pasando.

Sara Marcos, Misionera UEBE/MBE en Macia, Mozambique

 

Jaime Ángel Rodríguez y María José Mancera
Después de las respectivas vacaciones por Navidad 2019 se reanudó el año escolar 2020 en el Buen Pastor. El inicio de las clases del segundo trimestre se desarrolló con total normalidad hasta que llegó el estado de alarma del COVID-19. Como todos sabemos, la alerta mundial se anunció en los medios de comunicación mostrando el alcance global de la pandemia y como medida de prevención. Ante la eventual llegada del coronavirus en Malabo se suspendieron las clases para no exponer a los alumnos a contraer un virus en un colectivo, tanto en los centros públicos, como concertados y privados. Como extrema medida, el Primer Ministro del Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial ordenó el cierre a partir del día 15 de marzo de todos los centros educativos para contener los posibles brotes epidémicos.

En un principio parecía menos virulento hasta que se desató una alarma mundial por la velocidad de propagación del virus extendiéndose por África con nuevos casos en Guinea Ecuatorial. En Malabo, el pasado 13 de marzo se confirmó el primer caso positivo de coronavirus, alcanzando 13 nuevos casos por el momento. Se han tomado extremas medidas de protección básicas como en España, sensibilizando a la población sobre la situación actual. Se exige extremar normas de higiene, cumplir las normas de seguridad para evitar la difusión incontrolada del coronavirus entre la población confinándonos en casa. Se permite salir para realizar compras, ir al médico, a trabajar…, pudiendo viajar dos personas en cada vehículo.

Hemos intentado resumir la situación actual en Malabo y agradecemos de todo corazón a todas las iglesias que oren por sus misioneros en África. También expresamos nuestra solidaridad y cercanía con todas esas personas que han sido afectadas por esta epidemia.

Motivos de oración:
1. Por esta nueva situación mundial del COVID-19, y que sea un nuevo despertar del mundo al evangelio.
2. Por una iglesia unida y restaurada para un mismo propósito.
3. Por nuestros hijos, nietas, familia, hermanos en Cristo y amigos, y que podamos pronto verlos y abrazarlos.
4. Para que no perdamos la visión de Dios y poder cumplir la Voluntad de Dios.

María José Mancera Cruz y Jaime Ángel Rodríguez Barroso, Misioneros UEBE/MBE en Malabo, Guinea Ecuatorial

 

Laura Villalba y Aida Banyuls
Desde el día 15 de marzo estamos confinadas en casa ya que la pandemia también ha llegado a Guinea Ecuatorial. Aunque de momento lo estamos viviendo con muchos menos casos que en España, estos van en aumento. Toda actividad que suponga aglomeración de personas está prohibida por lo tanto se han cerrado las iglesias y los centros educativos.

Asimismo, se han tomado medidas en los supermercados, donde no se puede sobrepasar el límite de 30 personas y el resto de los establecimientos, abacerías, restaurantes… están obligados a cerrar a las 20h.

Todas las fronteras del país están cerradas y por eso nadie puede ni salir ni entrar. El único transporte en funcionamiento es el de mercancías, por lo tanto, por el momento tenemos los productos y alimentos necesarios.

Nosotras estamos bien de salud y tenemos lo necesario en casa como para salir lo mínimo. Dado que los colegios y la universidad están cerrados, ninguna de las dos podemos realizar nuestro trabajo con normalidad, aun así, la tecnología y la red nos ayudan a mantener el contacto y hacer estudios bíblicos con los estudiantes universitarios y seguir preparando materiales para el colegio.

Estamos agradecidas a Dios por la paz que tenemos aun estando lejos de nuestras familias y sabiendo la situación que se está viviendo en España. Pedimos que nos acompañéis en oración:
• Para que la situación en Guinea mejore y que las consecuencias económicas del país no produzcan otros problemas sociales como la violencia, robos, más pobreza… etc.
• Que estas semanas sean una oportunidad para que la gente pueda encontrarse con el Señor y Él transforme vidas.
• Por la iglesia nacional de Guinea, que estemos unidos y la fe no falte. Que podamos buscar formas creativas para compartir el evangelio con nuestras familias, vecinos, conocidos…
• Sabiduría para saber adaptarnos a la nueva realidad que nos tocará vivir después de la pandemia sin dejar de lado lo que el Señor no ha enseñado durante esta etapa de cuarentena.

Laura Villalba, voluntaria UEBE, y Aida Banyuls, misionera GBU, en Malabo, Guinea Ecuatorial

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies