Skip to main content

Por Emilio José Cobo, Pastor IEB Carlet y Director Ministerio de Juventud UEBE

El desafecto puede definirse como aquella persona que no siente estima o cariño por una cosa o muestra hacia ella desvío o indiferencia. No acaba de ser una antipatía, una animosidad o una aversión, pero sí que se acerca más a lo que solemos llamar desapego. Cuando alguien exhibe esta clase de actitud, puede que se remita a variados factores, sobre todo cuando hablamos de instituciones, más que de personas.

Los jóvenes, nuestros jóvenes bautistas, y al menos esta es mi percepción particular como director de Juventud UEBE, se muestran desafectos en aquello que concierne a nuestra denominación. Saben que funciona de alguna manera, que se desarrolla de un modo u otro, pero entienden que no se sienten representados, sobre todo a la hora de poder participar de las decisiones convencionales. Para muestra, un botón. Sin ánimo de criticar absolutamente a nadie, y desde los diferentes comentarios de parte de algunos de los pocos delegados jóvenes que participaron en la última Convención Online, he podido comprobar que algunos de ellos prefieren mantenerse al margen de este tipo de reuniones administrativas formales. La razón de esta realidad viene a tenor de las formas, de las palabras y de las controversias vertidas en este evento. Si ya de por sí es difícil que un joven sea delegado de su iglesia local, imaginemos lo que puede afectarles el ser testigos de instantes discordantes y poco edificantes de sus hermanos de mayor experiencia.

Esto contribuye decisivamente a la desafección, no me cabe duda. Pero algo que también está minando la identificación de nuestros jóvenes con nuestra denominación bautista es el cambio estructural que la juventud bautista española sufrió a raíz de la adaptación del ministerio juvenil al Proyecto Marco. Sé que puede sonar a nostalgia del pasado, sobre todo porque yo mismo formé parte de aquel grupo de jóvenes que deseaba que todo siguiese como estaba, con los jóvenes eligiendo a sus propios representantes, a nivel local, territorial y nacional. Puede pensarse que eran otros tiempos, e incluso que el planteamiento pasado fuese imperfecto, pero no cabe duda de que este implicaba al joven bautista en todos los órdenes denominacionales, y sentían que podían aportar más en los ámbitos de la confraternización y la formación.

A día de hoy, los jóvenes acatan lo que desde la Convención se les presenta, sin que, en la mayoría de los casos, los jóvenes tengan voz y voto acerca de quiénes han de representarlos. No quisiera llegar hasta el punto de decir que existe un cierto paternalismo denominacional para con la juventud bautista española, pero muchos jóvenes que asistieron a aquella Convención, en la que se suponía se les iba a dar el espacio que merecían, y que asistieron en masa, se dieron cuenta de que la cosa no era tal, y que solamente iban a salir en la foto, sin esperanzas de ver realmente que tenían un nuevo espacio en el que sentirse identificados con la Unión.

Desde ese día, con la inestimable y fantástica labor del Pr. Sergio Martín, he podido percibir un paulatino retroceso en esa unión y fraternidad que hubo en el pasado. En los últimos tres años tuvimos que suspender un Campamento Nacional porque prácticamente no se apuntó nadie, y solo ha faltado la pandemia para hacer que cualquier proyecto previsto haya sido aplazado sine die. La conexión entre representantes territoriales es preocupante, dado que, habiendo propuesto junto al representante de la CBM, tener una reunión por Zoom para conversar y valorar nuestros respectivos ministerios territoriales, nos quedamos solos. Algunos territorios no tienen representante juvenil, en otros es como si no lo hubiera, y en otros se hace lo que se puede con la ayuda de Dios.

Cumplo en la próxima Convención dos años de director de Juventud UEBE, y aun cuando seguimos editando materiales formativos, promoviendo el programa Horizontes BWA, y becando a jóvenes que deseen ir a las distintas convenciones o campamentos, siento que algo se ha roto en algún lugar del tiempo en relación a la identificación juvenil con la institución bautista. No sé si es un problema que se da en las iglesias locales, en las propias demarcaciones territoriales o si es parte de cómo se comporta la juventud millennial y Z, pero el problema está ahí.

También soy director de Joventut ABC, y puedo decir que antes de la pandemia estábamos adquiriendo una línea ascendente en lo que se refiere a encuentros fraternales y formativos. Esto es lo que todavía me da esperanzas de seguir trabajando con vistas al año 2022, a fin de que nuestros jóvenes encuentren en la Unión su lugar, su sentido de pertenencia, su espacio de creatividad y trabajo, el anhelo de una transición generacional con significado y futuro.

Siento ser algo pesimista en estos instantes. Como dije, tal vez me nublen otros tiempos en los que la juventud se involucraba más en lo práctico y no tanto en lo institucional. Pero también siento esa desafección y desapego por las cuestiones que tienen que ver con las interioridades de nuestra Unión. Deseamos ser algo más que un pegote que está ahí, porque tiene que estar ahí y nada más. A lo largo de estos últimos años, he podido ampliar mi visión de lo que significa ser joven bautista asistiendo a encuentros presenciales y virtuales en Europa y Latinoamérica. En estas experiencias, he podido comprobar cómo en muchos países la juventud se organiza con cierta autonomía, aunque no tenga por qué tomar decisiones administrativas en Junta y en Convención.

Es preciso que las iglesias den voz y lugar a nuestros jóvenes, y si es preciso cambiar de nuevo las estructuras para el nuevo periodo que conforma el nuevo proyecto de futuro de la Unión, que así sea. Mi deseo es que, tras mi tiempo de trabajo con jóvenes, sea un joven de verdad el que los lidere y cambie esquemas que propicien el afecto y el cariño por nuestra Unión. Los jóvenes son la promesa de una Unión mejor. Luchemos hoy para que esto sea una realidad mañana.

 

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies