La TapaRevista UnidosUnidos 25

La Tapa – Unidos 25

By 18/02/2021No Comments

Emilio José Cobo

Director Ministerio de Juventud

 

¿Qué es o qué hay que tener para ser considerado «joven» hoy en día?
En términos estrictos, ser joven abarca un intervalo de edad comprendido entre 14 y 35 años, aunque la juventud se ha ido alargando hasta casi los cuarenta. En términos espirituales, conozco a muchos jóvenes en cuerpos bien entrados en años y viceversa.

«Juventud, divino tesoro». ¿Tenía razón Rubén Darío?
Depende de la gestión que se realice de esta juventud. Puede ser un tesoro o una etapa realmente traumática. Creo que cada etapa de edad tiene su valía, con sus pros y contras, aunque si una persona conoce al Señor en tiempos de mocedad, la vida se hace mucho más llevadera. Las ideas y los proyectos personales se encauzan bajo la soberanía de Dios y se disfruta mucho más del tesoro de la juventud.

Ya llevas más de un año al frente de nuestro Ministerio de Juventud. ¿Cómo evalúas este tiempo?
Lamentablemente, me ha tocado ser director de Juventud en tiempos inéditos, convulsos, inciertos. Muchos de los planes que se tenían en mente desde comienzos del 2020 se fueron frustrando con la pandemia. Sin embargo, he podido comprobar que en muchas iglesias UEBE la juventud ha seguido trabajando con mayor creatividad y pasión que nunca.

¿Qué soñabas hacer cuando aceptaste esta responsabilidad?
Mis sueños los pude compartir desde el comienzo con todas las iglesias UEBE a través de una circular, en la cual expuse mis intenciones de trabajo. De momento, hemos tenido que aparcar la parcela de comunión fraternal por razones obvias, aunque la edición de materiales autóctonos propios de nuestra denominación sigue adelante con el sueño de capacitar con excelencia a nuestras nuevas generaciones.

Por cierto, ¿acceden los jóvenes a responsabilidades en nuestras iglesias o aún se tiene en poco la juventud?
Creo que existen muchos nichos de trabajo en los cuales los jóvenes están comprometiéndose, no solo en el ámbito juvenil, sino con la alabanza, la creación de materiales audiovisuales, la predicación y enseñanza, y el evangelismo. Soy un firme y convencido defensor de la necesidad de una transición generacional intraeclesial equilibrada.

Les culpamos de irresponsabilidad en la pandemia, pero también son sus víctimas, hasta les llaman ‘pandemials’…
Irresponsables los hay en todas las edades, aunque el hecho de que los jóvenes sean estigmatizados tal vez obedece más a ejemplos públicos y notorios con una falta de solidaridad colectiva, una carencia de valores y principios morales firmes, o a un pensamiento erróneo de que la Covid-19 no les afecta de manera significativa, y que, por tanto, pueden saltarse las normas sin temor a morir o a padecer problemas de salud mayores.

…pero si nos peleamos con el móvil o buscamos aplicaciones les pedimos ayuda.
Muchos de nuestros jóvenes son nativos digitales y, no cabe duda, de que los necesitamos, sobre todo en un mundo en el que la comunicación y la conectividad para ellos es pan comido, y para muchas personas pertenecientes a las generaciones anteriores a los millennials todo esto es un auténtico laberinto. Sin la intuición digital de nuestros jóvenes, muchas iglesias estarían hoy completamente desvinculadas de los nuevos métodos de evangelización, adoración y comunión en la distancia.

¿Dan la misma confianza en cuestiones espirituales?
Aparte de ser director de Juventud UEBE, también coordino la plataforma Horizontes BWA en España, un programa de aprendizaje para el liderazgo juvenil online, y la verdad es que hay una gran cantidad de jóvenes que están preparándose para tomar las riendas de la iglesia del presente y del futuro.

Ahora que estamos en la campaña de Misiones Internacionales, ¿les atrae el desafío misionero?
Pienso que sí. Este no es precisamente el mejor año para demostrarlo por la suspensión del programa de misiones internacionales, pero me consta que las experiencias misioneras en el campo real les motiva muchísimo para valorar su vocación misionera, tanto nacional como internacional.

¿Por qué no los vemos demasiado en nuestras Convenciones y encuentros de iglesias?
Las Convenciones suelen tener, a sus ojos, la imagen de reuniones administrativas interminables y soporíferas, a las que, normalmente, acuden solamente los delegados de las iglesias, personas ya curtidas en estas lides y que ya no se asombran de nada que pueda suceder en ellas. Los jóvenes, con otra perspectiva del concepto de iglesia, les resulta difícil asimilar algunos episodios que puedan darse dentro de las reuniones convencionales. Al no tener tampoco un espacio propio, no se sienten muy identificados.

¿Para cuándo menores de treinta en nuestra Junta Directiva?
Siempre que merezcan tener el beneplácito y espaldarazo de iglesias y asamblea, voto por ello, por supuesto. La transición generacional no es un asunto que dejar en el tintero por mucho tiempo, porque la brecha intergeneracional va ampliándose peligrosamente y la identificación juvenil con la labor directiva denominacional se va desvaneciendo.

Mientras tanto ¿qué puede hacer el joven que vive su fe aislado/a en algunas de nuestras iglesias?
Lo mejor que podemos hacer es involucrarlo dentro del organigrama eclesial, depositar en él nuestra confianza colectiva y crear
mecanismos de compromiso, apoyo y formación para ellos. Deben sentirse especiales en el seno de nuestras comunidades de fe. Antes celebraban sus propias Convenciones.

¿Sería útil un congreso pensado por/para ellos?
Hemos de buscar soluciones que propicien que la juventud vuelva a sentirse importante, con voz y con un espacio de reunión específico para ellos. Buscaremos la posibilidad de congresos o algo parecido, más allá de los encuentros de capacitación Reacción en Cadena o campamentos nacionales bianuales.

Un versículo favorito…
Filipenses 4:8 es mi lema de vida desde que era un adolescente y conocí al Señor, y, no cabe duda de que para un joven lo mejor es tener una mente dirigida por Cristo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies