Skip to main content

Por Esther Martínez, Pastora IEB Xàtiva 

Charles Spurgeon se ha considerado como uno de los grandes predicadores cristianos de la historia. Sus predicaciones siguen siendo inspiradoras para muchos pastores, y muchas de sus frases se consideran llenas de sabiduría. Hoy quiero referirme precisamente a una de esas célebres de este gran predicador:

«Llegará el día en que en lugar de pastores alimentando a las ovejas, habrá payasos entreteniendo a las cabras».

No sé lo que presenció o intuyó Spurgeon que pudo provocar esta frase tan irónica. Pero ayer precisamente esta frase me vino a la memoria cuando leí una noticia acerca de un telepredicador muy famoso cuyo nombre no voy a mencionar. Este predicador apareció disfrazado de astronauta y causó un gran impacto en la audiencia, pero todos estaban más pendientes del magnífico traje que portaba en lugar de escuchar el mensaje. La ilustración había eclipsado al mensaje.

Como pastor@s sabemos la importancia que tienen en la predicación las ayudas visuales. Todos somos conocedores de los grados de atención y de retención del que escucha. Estamos inmersos en un mundo muy visual donde la imagen adquiere una gran importancia y el lenguaje, especialmente en las nuevas generaciones, está pasando a segundo plano. El formato de conferencia, donde uno solo usa palabras y todos lo demás escuchan, tiene que ser renovado, pero sin perder de vista la importancia y la dignidad del mensaje.

El propio Señor Jesús, maestro de maestros, usaba continuamente las ayudas visuales, «Mirad las aves del cielo… [y] los lirios del campo…», donde los que escuchaban podían ver en ese instante la ilustración. O bien usaba imágenes conocidas para ellos: ovejas, pastor, perlas de gran precio, monedas perdidas… Pero siempre eran usadas como recurso para hacer más comprensible y reforzar la enseñanza.

Las ayudas visuales nunca deben de superar la Palabra. No son elementos para entretener a la congregación, sino elementos para reforzar una idea. Hace años que uso las imágenes en mis predicaciones. Apenas utilizo textos escritos. He comprobado la eficacia de las mismas.

En estos últimos años se habla de la predicación multisensorial que potencia la función de los sentidos en el aprendizaje. Todos nosotros como pastor@s queremos y deseamos captar la atención de nuestras congragaciones y enseñar la Palabra de manera que profundice en sus vidas y se haga inolvidable. La enseñanza multisensorial nos ayuda y hace más comprensible y dinámico el mensaje.

Me gustaría recomendaros un libro interesante en este tema, que creo que nos puede ser de utilidad:  El poder de la predicación y la enseñanza multisensorial: Aumente la atención, la comprensión y la retención. El autor es Rick Blackwood, y lo publicó Vida en 2011.

Seamos sabios a la hora de compartir las Buenas Noticias de salvación con gracia, con sal y con creatividad. La competencia audiovisual es tremenda, pero vuestras congregaciones, que necesitan vuestro personal cuidado y enseñanza, valorarán todo esfuerzo de vuestra parte, por pequeño que sea, para mejorar la comprensión del mensaje.

 

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies