Por Rubén Bruno, Presidente UEBE

En este tiempo tan difícil, y no lo digo por la COVID-19 sino por las circunstancias que rodean a nuestra Unión, debo ser sincero y honesto, y reconocer que ni mi corazón ni mi cabeza están para escribir en estos momentos. Pero, con todo, deseo compartir dos afirmaciones realizadas en 1597 por Angelo Degrasso, Inquisidor General de Liguria. La primera, refiriéndose a la situación de la época: «Estos son tiempos de confusión, en los que el diablo tiene rostro de mártir y los ejércitos de la Iglesia, en vez de combatir unidos, rompen filas».

Vivimos tiempos convulsos, y veo con tristeza que nuestra actitud, lógicamente salvando las distancias y sin inquisidores, poco ha cambiado desde 1597; el enemigo gana su batalla en cada lucha de poderes y protagonismos que tenemos en nuestra Unión.

El enemigo gana la batalla cada vez que se ataca por hábito a nuestra Junta y su gestión; el enemigo gana la batalla cuando sistemáticamente hay iglesias y pastores que siempre tienen un «no» ante cambios o propuestas, aun siendo estos cambios o propuestas buenos y además siguiendo el Plan Marco aprobado por nuestra Convención.

El enemigo gana la batalla cuando nos olvidamos de que somos bautistas, y nos guste o no, nos debemos a lo aprobado por nuestra Convención, y que esas decisiones son vinculantes y es nuestra responsabilidad apoyar esas decisiones y a los hermanos que trabajan en ello.

El enemigo gana la batalla cuando se dice que la Junta o el presidente «van a por alguien». Perdón, hermanos: ¡¡vaya barbaridad!! Nada más lejos de la realidad pues nuestro trabajo es luchar por la unión.

Mi exhortación, mi ruego es que cambiemos; que podamos ganar batallas, que podamos unir fuerzas para realizar proyectos comunes, que podamos unir fuerzas para proyectarnos hacia el futuro, proyectarnos hacia la meta, con ilusión y esperanza, con visión y gratitud, sin egoísmos ni envidias.

La segunda afirmación, donde Angelo Degrasso se refería a su mentor, el Padre Piero, dice así: «Su amor hacia la Iglesia católica era tan grande y profundo que su celo le llevaba a criticar como lo haría un verdadero protestante».

Ciertamente somos buenos protestantes y además bautistas, y además amamos la Unión, y además tenemos celo por ella; y todo ello nos lleva a criticar. Siempre he estado abierto a esta crítica, o mejor dicho, a que seáis críticos, pero de una manera respetuosa, constructiva, con amor; pero debo admitir que muchas veces no ha sido así, sino todo lo contrario.

No suelo molestarme por las críticas; podría afirmar que no me afectan. Sin embargo, sí me duelen cuando esas críticas o ataques van dirigidos a miembros de nuestra Junta o nuestras instituciones donde hay hombres y mujeres -me consta- que dan su vida y su tiempo para el Señor y para nuestra Unión.

No somos perfectos, pero sí os puedo afirmar con toda firmeza y rotundidad que simplemente tratamos de realizar el trabajo que nuestra Convención ha aprobado y nos ha marcado. No buscamos ningún reconocimiento, pero sí poder trabajar y servir en vez de luchar.

Por lo cual también afirmo con toda firmeza y rotundidad que seguiremos trabajando en esta misma línea, a pesar de los ataques, críticas y difamaciones, y lo haremos, no porque sea un capricho del Presidente o de la Junta, sino porque simplemente nuestra Convención nos ha dado la autoridad, una autoridad que convertimos en servicio a Dios y a nuestra Unión.

«Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo» 1 Timoteo 6:11-14.

Que Dios os bendiga ricamente y gracias por vuestra atención.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies